CÓMO HACER BUENAS FOTOS: 10 REGLAS BÁSICAS PARA UNA FOTO CORRECTA

Es triste invertir un dinero en una buena cámara réflex y no poder conseguir más que fotos fracasadas, feas y desastrosas, una tras otra, debido a ingenuos descuidos sobre reglas básicas de la fotografía, reglas que todo fotógrafo, por muy principiante que sea, debería conocer. Hoy te traigo una serie de sencillos consejos técnicos de fotografía y unas reglas muy básicas que te indicarán cómo hacer buenas fotos, o al menos correctas, de esas que satisfacen el ojo 🙂 A partir de ahí, hacer que sean espectaculares dependerá sólo de ti. Por lo menos las reglas estarán de tu lado.

TÉCNICAS DE FOTOGRAFÍA BÁSICA

Como te adelantaba, estos son los primeros pasos que debes conocer a la hora de saber cómo hacer buenas fotos. A partir de aquí solo se puede ir a mejor 😉

1. LA REGLA DE LOS TERCIOS

Esta regla es muy simple pero tiene un tremendo poder en la forma en que visualizamos la foto. Consiste en dividir la imagen, mentalmente, en 9 partes iguales (mediante 2 líneas paralelas horizontales y otras 2 verticales) y, a continuación, colocar el sujeto en algún punto de intersección de las líneas. Esta foto lo ilustra perfectamente:

Como puedes ver, el fotógrafo ha colocado al pájaro en el punto de intersección de la parte inferior izquierda del encuadre. Cualquier otro punto de intersección nos hubiera valido igualmente.

Esto en fotografía se llama puntos fuertes. Son puntos que atraen especialmente la atención y le otorgan al sujeto mayor interés y protagonismo.

2. LA LEY DEL HORIZONTE

Útil para saber cómo hacer buenas fotos de paisajes. Cuando estés componiendo una foto, antes de disparar imagina 2 líneas horizontales paralelas dividiendo la foto en 3 partes iguales. Esto es aplicable en ambos modos horizontal o vertical.

Si lo que quieres que tenga especial interés es el cielo, ubica el horizonte en la línea inferior. Si por el contrario quieres otorgarle mayor importancia al paisaje terrestre, coloca el horizonte en la segunda línea, la superior.

Así de simple. Como verás no es ni de lejos de las técnicas de fotografía más complejas y, sin embargo, es realmente efectiva.

3. HORIZONTES RECTOS

Hablando de horizontes. Una cosa es incluir un horizonte torcido con una clara intención de crear tensión con una diagonal, y otra muy distinta, dejar un horizonte torcido por descuido. El primer caso bien ejecutado suele resultar atractivo, el segundo nefasto. Puedes estropear una imagen en la que has invertido mucho tiempo.

Ejemplo de cómo un horizonte torcido sí puede funcionar

4. EXPLORAR NUEVOS ÁNGULOS

Experimenta la fotografía disparando con tu cámara desde ángulos atrevidos y poco usuales. Por ejemplo, hazte una foto a ti mismo en el retrovisor del coche (sólo cuando no seas tú el conductor, por favor) o captura la imagen de algún edificio histórico reflejada en un charco de agua.

5. ACÉRCATE SIN MIEDO A LOS SUJETOS

Haz fotos de muy cerca a objetos pequeños. Captura detalles y rellena el encuadre. Incluso podrías enfocarte exclusivamente en el detalle obviando el resto del objeto. Los resultados suelen ser muy llamativos.

Esto es especialmente útil cuando existen muchos elementos distractores alrededor de tu motivo que lo único que hacen es estorbar en la escena y desviar la atención.

6. ADOPTA LA ALTURA DE TUS SUJETOS PEQUEÑOS DE EDAD

Si quieres saber cómo hacer buenas fotos de niños, ponte de cuclillas o de rodillas, intenta bajar y colocar la cámara a la misma altura que la del niño o animal que quieras fotografiar, así transmitirás más realismo y el impacto será mucho mayor.

7. UTILIZA EL FLASH EN EL EXTERIOR

Para retratos, utiliza el flash en el exterior. Aunque haga un día especialmente soleado, el flash ayuda a prevenir las zonas de sombra que ocupan la cara de la persona por llevar por ejemplo gorro o algo que proyecte sombra o porque el sol esté encima o detrás de la persona fotografiada. Lo mejor para evitarlo es forzar el flash. Se llama flash de relleno, y su finalidad no es iluminar la oscuridad, sino rellenar la cara del sujeto de luz para que ésta resulte uniforme con lo que la rodea.

Este mismo efecto también lo puedes conseguir con un reflector.

8. CONSIGUE UNA BUENA EXPOSICIÓN

Uno de los consejos técnicos de fotografía más básicos e importantes que te puedo dar es que te asegures una buena exposición. Una foto subexpuesta o muy oscura se debe evitar tanto como una foto quemada o sobreexpuesta.

Encuentra el punto justo de luz, los modos semiautomáticos de tu cámara te ayudarán a lograrla, y el histograma a saber si está bien expuesta.

En esta comparativa puedes ver una foto subexpuesta (arriba) y sobreexpuesta (abajo).

Es importante no confundir clave alta y clave baja aquí. Por ejemplo, la siguiente imagen está tomada en clave baja, aunque esté oscura, no significa que esté subexpuesta, puesto que lo que se quiere mostrar está correctamente expuesto.

Fotografía en clave baja

9. CONSIGUE UNA FOTO NÍTIDA

Cuando hablo de nitidez, no espero que logres una nitidez de profesional, pero sí unos mínimos. Para lograr una foto correcta debes procurar que tu motivo no salga movido (salvo que lo hagas de forma intencionada) y que esté bien enfocado, aunque desenfoques todo lo demás.

La siguiente imagen, además de ser un buen ejemplo de sobreexposición, es un ejemplo perfecto de foto no nítida. Si te fijas, la niña que debe ser la protagonista de la imagen está desenfocada, mientras que las plantas que hay a su derecha sí que lo están.

En esta otra imagen, sin embargo, puedes comprobar que no está movida ni desenfocada, aunque el fondo sí lo esté

Y el consejo de oro si quieres saber de verdad cómo hacer buenas fotos…

10. DISPARA EN RAW

Haz tus fotos en RAW, sobre todo cuando intentes tomar buenas fotos, no solo fotos del recuerdo del cumpleaños de tu tío. No, esas fotos en las que pones mucho mimo, en las que no te importa invertir tiempo en el revelado delante del ordenador para pulirlas y sacar lo mejor de ellas.

No es que sea la solución de cómo hacer buenas fotos, pero este formato preserva todos los elementos de la imagen (colores, luz, sombras, saturación) y permite, mediante un procesamiento posterior, moverlos a nuestro antojo. Es decir, permite, habiendo capturado una foto correcta desde el principio, que puedas lograr en el revelado una mucho mejor. Realizar una foto en JPG produce una foto final en la que no tendríamos más margen de modificación. (Más sobre las ventajas e inconvenientes de disparar en RAW, aquí).

Espero que hayas disfrutado del artículo de hoy. Si es así por favor no dejes de recomendarlo en tu red social favorita.

 

Porno amateur y porno casero, videos y fotos enviados por los visitantes y…mi rincon privado