Vivimos en el Levante español, en una ciudad del interior.
Habíamos estado toda la tarde en la playa con algunos amigos y llegando la tarde nos íbamos para casa. Yo como vestimenta me había atado un pareo de gasa a la cadera y encima otro pareo de gasa que permitía si se fijaban bien, ver mis pechos y mis partes más íntimas ya que me había quitado el biquini.
Antes de irnos decidimos caminar un poco por las dunas y unos chicos nos siguieron… nos alejamos bastante de los demás y los chicos seguían detrás nuestro.
En un momento nos alcanzan y me dicen que estoy muy guapa y que les ha encantado verme toda la tarde con mi micro tanga en la playa y que les gustaría tocar mi cuerpo.
La osadía había sido bastante, considerando que mi esposo es un hombre muy grande y fuerte por lo que enfrentarse a los chicos no hubiese sido problema.


Clikar sobre la foto para abrirla a tamaña natural

Pero me gustó la actitud y riendo les dije que qué ganaban con tocarme solamente.
Entonces uno de ellos me dijo que me tocaban un poco y si yo me excitaba todos ellos y mi esposo podrían disfrutarme.
Y que también yo podría disfrutar de ellos. Apenas dijeron esto se quitan las bermudas y me presentan una hermosa colección de duras e inmensas pollas, bastante grandes para lo chicos que eran.
Miro a mi esposo y éste me mira como diciendo…. “si tu quieres”.
Camino despacio hasta ellos y comprenden que estoy dispuesta a ser objeto de sus deseos. Mis pareos desaparecen de inmediato y muchas manos recorren todos mis rincones. Mis pezones se ponen duros al instante y siento como la humedad va lubricando mi coñito. Varios dedos se introducen en él y otros buscan mi culito.
Me sentía muy excitada y quería follar con esos chicos, por lo que me agacho y me llevo a la boca una de las hermosas pollas que me ofrecían.
Me colocan de rodillas y levantan mi culo de manera que pueden apreciar mi culo y mi coño totalmente depilado. Una lengua se hace cargo de mi culo y pronto estoy desesperada por tenerlo lleno de polla.

Mi esposo que estaba controlando toda la situación le da un preservativo a uno de los chicos y les dice que se ponga debajo mío y me ponga su polla en el coño.
Se desliza y me la pone en la entrada del coño y en ese momento comienzo a tener un orgasmo tan largo y fuerte que me hace llorar de placer.

Apenas termina mi orgasmo cuando siento que una enorme polla se mete en mi culo con mucha fuerza y comienza a bombear con mucha velocidad, lo que provoca en mi el segundo orgasmo de la tarde en el mismo momento que mi boca era llenada de espeso esperma. Trago un poco pero la mayor parte cae a la arena.
El culo me dolía horrores ya que la polla que había entrado en él era muy gruesa, pero me estaba gustando mucho la forma en que me follaban por lo que con la boca llena de semen les pido que me follen fuerte, que me destrocen, que me llenen de polla.
Noto que el chico que me estaba sodomizando estaba a punto de correrse por lo que comencé a apretar y aflojar mi culo en forma rítmica provocando que el muchacho se corriera de forma bestial. Cuando me la está sacando del culo siento que se corre el que estaba en mi coño y me aprieto contra él, quedándome quieta para que pudiese correrse a gusto.
Me sentía en las nubes ya que mi culo fue llenado por otra polla y lentamente se movía dentro mío al principio, para luego hacerlo violentamente. El culo me dolía bastante por lo que le pedí que me la sacara y me la pusiera en la coño. En ese momento otro chico se había deslizado debajo mío y me la había puesto en la vagina. Por eso el muchacho que me sodomizaba me dice que ya está ocupada y yo le digo que entran dos. Haciendo bastante fuerza logra meterla y yo al sentirme totalmente llena me comienzo a correrme en forma repetida hasta que ambos se corren tambien y me dejan boca arriba en la arena, cansada y totalmente satisfecha.
Mi esposo les da una tarjeta para que nos llamen cuando quieran...

Si quieres tu, puedes escribirme adjuntando foto de cuerpo entero y que se te vea la cara (Puede ser vestido) a:
alicantegangbang @ gmail.com


Clikar sobre la foto para abrirla a tamaña natural